Bioenergetica - Astrología Terapéutica Felicitas Cavo

¿QUIÉN PUEDE HACER TERAPIA?

 

Cualquier persona que necesite solucionar problemas o mejorar su calidad de vida.

La terapia sirve de guía y de acompañamiento para aspectos de tu ser y la vida que desees explorar, solucionar y profundizar, es decir eres el protagonista que decidirá qué aspectos traer y yo te guiaré en esos nuevos caminos o propósitos, o situaciones dolorosas que quieras atravesar.

La terapia apunta a sanar situaciones de angustia y malestar, reciente o desde hace tiempo, y que lo limita e impide vivir la vida de una manera satisfactoria, libre, serena, placentera, coherente, integrada y amorosa. 

La Bioenergética, como terapia psicocorporal aúna cuerpo-emoción-mente para sanar los conflictos del alma a través del cuerpo físico. Ahora bien cómo funciona nuestro cuerpo y que herramientas nos puede ofrecer la bioenergética.

EL CUERPO COMO MECANISMO DE DEFENSA

Nuestro cuerpo nos ofrece las sensaciones y guarda las emociones que experimentamos. Es el contenedor emocional de todo aquello que nos sucede. Con el dinamismo que lo caracteriza el cuerpo se adapta a las circunstancias para poder cuidarnos y protegernos, desde que nacemos hasta hoy.

Sabiendo esto, el cuerpo nos protege de ese malestar y justamente es en esa dinámica que se van formando bloqueos y microbloqueos en la musculatura cuya misión es contener (reprimir) las emociones que hemos aprendido que no son “buenas” o que “no se deben expresar”. Por esto a medida que vamos creciendo, nuestro cuerpo se estructura con estos bloqueos dando forma a la llamada “coraza muscular”o diferentes estructuras de carácter.

Entonces el objetivo que tienen estos bloqueos que forman esas tensiones o corazas musculares, es justamente  no  rechazar todo aquello negativo, y en ese reprimir también se nos impide de afrontar las propias. ¿Cuál es el gran inconveniente?

Se reprimen tanto las emociones “malas” como las “buenas”, desaparece el movimiento espontáneo y natural, las rigideces croníficadas dan lugar a trastornos psicosomáticos, se reduce la capacidad respiratoria y cardiovascular, por tanto, la vitalidad, se reprime también el deseo e interés sexual, hay una gran desconexión de nuestras sensaciones y emociones, convertimos nuestro cuerpo en nuestra cárcel.

LA BIOENERGÉTICA, UNA SANA RESPUESTA 

Es aquí cuando la Bioenergética puede ser de gran ayuda. Mediante el enfoque terapéutico desde el cuerpo se alcanza resolver los conflictos emocionales y así poder integrar “lo que siento” con “lo que pienso” y “lo que hago” finalmente.

Tanto en una terapia individual como grupal, es gracias a los ejercicios bioenergéticos que podemos explorar nuestro mundo emocional, su localización en nuestro cuerpo y sentir dichas emociones para comenzar a liberar a nuestro organismo de la tensión, la represión y la rigidez.

En definitiva, los beneficios del Análisis Bioenergético son: 

Te conecta con tu cuerpo y sus sensaciones, te alivia o incluso deshace las tensiones y rigideces en tu cuerpo y, por tanto, el dolor derivado de ellas, recupera emociones reprimidas a lo largo de tu vida para que puedas experimentarlas de forma segura, te permite expresar dichas emociones, desde tu cuerpo y tu voz, te ayuda a desbloquear zonas de tu cuerpo que estaban “petrificadas”, te integra como Ser Humano: mente-cuerpo-emoción, te ayuda a vivir tu sexualidad desde el placer, el deseo y el afecto, sirve para conocerte mejor y profundizar en tu estructura corporal y tu personalidad, incide en tu respiración, activa tu circulación y fomenta tu bienestar, resumiendo: despierta tu vitalidad y tus ganas de vivir.

Sin comentarios

Publicar un comentario