Venus & Amor - Astrología Terapéutica Felicitas Cavo

Todos necesitamos establecer vínculos amorosos. Amor en el sentido amplio de la palabra. No encarnamos para vivir solos aislados sino para linkear con los demás, relacionarnos con otros. Esto está comprobado científicamente que la compañía de alguien, y estar rodeado de amistades, aumenta la felicidad del sujeto. Luego en otro post hablaremos sobre los factores que nos proveen de este sentimiento.

El aprendizaje a abrirnos hacia los demás nos conduce hacia un camino de aprendizaje y crecimiento psicológico Venus en la carta natal refleja este proceso. En el momento que se nos presenta ese otro, delante de nosotros es en el momento el que se comienza a estimular el movimiento de esta energía, le damos comienzo al desarrollo interior y el auto-descubrimiento.

Por supuesto está claro que al iniciar ese vínculo “mágico “tal como expresa Freud, estamos en pleno narcisismo. El que dice estar enamorado sólo está viendo en ese otro, cualidades que reflejan ese Yo. Lentamente esa magia, comienza a desdibujarse, y aparece la realidad, interponiéndose en esa ilusión de quién es el otro, empezando a ver las verdades, que comienzan a no gustarnos. ¿Qué buscamos en una relación, seguridad, sostén económico, un padre, una madre, un hijo, alguien que me cuide, a quien cuidar, alguien con quién compartir, alguien a quién contarles mis más profundas miserias, alguien que camine a la par, que sea compañero, alguien que me proporcione libertad y me haga crecer? ¿Alguien a quién esconderle por temor, alguien a quién someterme?

Estos procesos psicológicos se ven reflejados en el proceso evolutivo expresado en las casas astrológicas regidas por Libra, Escorpio y Sagitario de la carta natal; o sea las casas 7ª, 8ª y 9ª.

La 7ª casa de Libra, muestra la primera fase de una relación. Vinculariedad, comunicación, el entendimiento de que existe otro enfrente que posee deseos, al igual que yo, la armonía y la belleza, búsqueda del equilibrio. Esta fase es la que nos encontramos en el punto opuesto a Aries, que establece que existe un Yo, y que al oponerse a Libra, encuentra que hay un nosotros. Otro que como Yo tiene sus vericuetos, y que como buen signo de búsqueda de armonía busca equilibrar sus deseos con el del otro. Balancear, mediar. Diplomacia en primera medida. Cuando este proceso se revela, se procede a avanzar a la casa siguiente que es la 8ª casa de Escorpio. Aquí podemos sentir la necesidad de contacto sexual y mayor implicación emocional. Se comienzan a desarrollar y despertar muchas emociones que desde nuestra infancia quedaron bloqueadas que están muy enquistadas en el fondo y son muy intensas y dolorosas. Antiguos e irracionales sentimientos posesivos y necesidad de control. Vinculando estas emociones con las ancladas en nuestra infancia entendemos que cuanta más desatención o malos tratos se han vivido, más fuertes, reactivas, automáticas e irracionales son las emociones conflictivas que van surgiendo a medida que la relación evoluciona.

En esta casa regida por Plutón se inscriben estos sentimientos que se relacionan con la muerte, sexo, oculto, esotérico, es energía compartida con el otro. Es fusión. Puede ser muy perturbador esta energía, de mucha acumulación energética pero muy liberadora si se pueden llegar a tocar esas profundidades que son la llave parar transformar y regenerarse. Esta casa es la que expresa los celos, posesividad, exigencia de todo y nada. Estos son arquetipos que revelan reacciones totalmente distintas y opuestas. Miedo a la entrega. Miedo a ser abandonado, a compartir y ser engañado, desconfiar, entrega apasionada, desmedida.

Evidentemente, esta es una dinámica profundamente inconsciente y requiere de un proceso terapeútico serio.  Hay un niño interior que está herido y que pretende buscar en la relación algo que lo lleve a reparar aquello que no pudo obtener en su infancia. Por este motivo de adulto expone su vehemencia, agresividad, control manipulación para poder agradar y ser querido por el otro. Quieren ser salvados por ese otro, no sentir soledad. No solo están aquellas personas que saltan de relación en relación buscando ese anhelo de reparación que surgió en la infancia,sino que también están aquellas que tienen miedo de sentirse vulnerables ante un sentimiento conocido constituido en la infancia de abandono, que se replica, en la adultez, y por ende, se protege, apartándose, evitando sentir y abrir el corazón, o negandose a buscar su complemento. Evitan la intimidad amorosa.

Realmente las relaciones que surgen de igual a igual, de par a par son las mas complejas de armar. Por lo general las relaciones se establecen desde el padre-hija o madre-hijo, pero las más costosas son aquellas que se expresan desde el par-par. Este último tipo de relaciones es aquel donde no existe el dominio, del uno por el otro, existe la libertad, donde se es feliz con el crecimiento del otro, la alegría del otro, y sus penas también son bien compartidas con la del otro. Hay un compromiso genuino.

Las infidelidad en el amor, surgen a partir de proyecciones que se llevan a cabo sobre personas en las que se depositan las necesidades de atención y dedicación que ya no se sienten satisfechas con la pareja. Seguramente el proceso de auto-descubrimiento esta trunco, y falta evolución y desarrollo de su ser. La clave está en mirar hacia dentro y dejar de proyectar las culpas en el compañero. Evaluar que tanta capacidad de entrega y vulnerabilidad existe, cuanta distancia hay entre aquello que pienso y que realmente siento, y actúo. Cuanto es aquello que pongo en el otro. Es importante rescatar todas aquellas cualidades que pongo afuera (en el otro) para poder trabajarlas en nuestra conciencia de manera consciente, y apropiarnos de esas cualidades que tan bien nos provoca acusar o culpabilizar al otro.

Este proceso es tedioso, pero necesario. Es animarse a ver profundo, la terapia bioenergética para esto es fundamental. Se trabaja mucho con el cuerpo, y las reacciones ante la evidencia real son impresionantes, y muy movilizantes.

Por este motivo siempre como bien sabemos, las relaciones se construyen, con entendimiento, con comunicación, y siempre son de a dos. Por lo general cuando se suscita una infidelidad, y aparece este tercer vínculo, se supone que esto es un catalizador invocado por el inconsciente de ambos para dar una oportunidad de impulso a la relación. Ese otro aparece para darnos oportunidad de crecimiento, personal que se traslada a lo vincular. Ese tercero me aporta cierta claridad para determinar y saber qué quiero, y qué es lo que estoy buscando. Así si logro re -equilibrar con comunicación mi pareja, entonces ese otro, se desdibuja y comienza una nueva etapa de revincularse desde un nuevo lugar, habiendo puesto esas miserias sobre la mesa. Nuestro vínculo deberá estar dispuesto a escuchar y estar abierto. Si las etapas de evolución son disparejas, y uno realmente sabe cuando vibra diferente, entonces se produce la distancia y el cierre de ese vínculo. En tanto el tercero actuó de fuelle, y también se comienza a desdibujar.

Así mismo en el escenario posible de finalización de la relación, se pone en evidencia que nuestro aparato psíquico aún necesita estrategias para desarticular situaciones que somos incapaces de poder ahondar abiertamente.

A su vez las relaciones que se arman desde el vínculo par-par, pueden con libertad genuina expresar sus incertidumbres o ciertos desencuentros, sin necesidad de recurrir a un tercero. Esto habla de una relación que sana y transforma, donde hay un elemento esencial que se está enfrentando dentro del núcleo de la relación; se comienza a desarrollar la evolución desde el miedo a la libertad y al Amor verdadero, Amor que no exige ni pone condiciones.

A partir de la casa 8 comienza un viaje a la siguiente. La 9ª casa de Sagitario. Es decir para comprender la síntesis, el sentido de las cosas, la verdad, es necesario caer a las profundidades de escorpio y su casa 8. Comprender lo oscuro del interior de cada uno, tocar niveles de alta intensidad, acumular pero transformar y liberar. Estas verdades resumen un ego infantil y obstinadamente centrado en sí mismo.

2 Comments
  • Kyle Campbell
    Posted at 12:52h, 28 julio Responder

    Muy buen articulo, felicitas seguí así! gracias

    • Felicitas Cavo
      Felicitas Cavo
      Posted at 19:13h, 28 julio Responder

      Muchas gracias Kyle.

Publicar un comentario